Por Antonio Macias

En los últimos años poco a poco hemos adquirido algo de experiencia en la aplicación de la normatividad de la NFPA en América Latina.

Diferentes autoridades han adoptado algunas normas o códigos, las más populares han sido específicamente, NFPA 13, Norma para la instalación de sistemas de rociadores, NFNorma para la instalación de bombas estacionarias de protección contra incendioPA 20, , en otras ocasiones NFPA 72, Código Nacional de Alarmas de Incendios y Señalización, casi siempre junto con NFPA 14, Norma para la instalación de sistemas de tubería vertical y de mangueras, y NFPA 24, Norma para la instalación de tuberías para servicio privado de incendios y sus accesorios. También una de las más adoptadas es NFPA 25, Norma para inspección, prueba y mantenimiento de sistemas de protección contra incendios a base de agua.

Pero sin duda el preferido, y con razón, ha sido el NFPA 101, Código de Seguridad Humana, que desde luego, es una base muy sólida para establecer un sistema de inspección para edificaciones nuevas y existentes; ya que establece por ocupaciones (es decir uso) de las edificaciones los requerimientos mínimos para lograr los niveles de seguridad de vida, es decir, para las personas. Ha contribuido en forma muy importante a desarrollar mejores proyectos y mejorar las condiciones de algunas edificaciones ya existentes al cumplir lo que en NFPA 101 se establece, muy especialmente, el cuidado de los que habitan, trabajan, o visitan estos lugares.

Pero ahora han empezado a aparecer otros tipos de construcciones o edificaciones en donde el contenido o la actividad ahí realizada toman una gran relevancia.

Está muy bien que nos preocupemos primeramente de las personas, y así debe ser; pero el valor de lo que está en bodegas inmensas o lo que se hace en los centros de datos para hospedaje de servidores de información de diferentes empresas, comunicaciones, o procesos industriales, también han de contemplarse aún cuando en los hechos no estén presentes muchas o de plano ninguna persona.

Si tomamos en cuenta lo arriba expuesto, o sea la preocupación por las inversiones y las cosas materiales además de las personas resulta que el NFPA 1, Código de Incendios, es la forma de hacer cumplir el NFPA 101 y muchos otros requerimientos establecidos a través de otros documentos de la NFPA. De esta manera se logra una cobertura más amplia sobre la forma de hacer cumplir requerimientos de seguridad de protección contra incendio y seguridad humana.

Este código se desarrolló originalmente en respuesta a lo requerido por muchos de los miembros de la NFPA que necesitaban contar con un documento que englobara todos los aspectos de protección de incendios y su prevención. Esta tarea iniciada en 1971 y cumpliendo con instrucciones de su junta directiva utilizaban otras normas y códigos desarrollados por NFPA.

A finales de los 80s, la Asociación de Jefes de Bomberos de Norte América emprendió la tarea de desarrollar un código que tuviera mayor autonomía, incorporando secciones administrativas y basándose ampliamente en otros códigos y normas de la NFPA.

El actual NFPA 1 refleja el conocimiento técnico de los comités responsables de los códigos y normas tomados como referencia, de lo que se extrae el texto que se incorpora en las disposiciones del NFPA 1. Este código está diseñado para proporcionar a las jurisdicciones nacionales, estatales, condados ó locales un código eficaz contra incendios.

El NFPA 1 ofrece un método integrado a las regulaciones contra incendios y gestión de peligros a través de extractos de y referencias a mas de 130 códigos y normas NFPA para abordar la gama completa de protección contra incendios y seguridad humana.

Su alcance incluye temas como inspección de edificios, procesos industriales, equipos y sistemas contra incendio y situaciones relacionadas con la seguridad humana, investigación de incendios, explosiones y otras emergencias, revisión de los proyectos, capacitación, remodelación de edificios existentes, diseño e instalación de sistemas, requisitos de acceso para operaciones bomberiles, peligro de incendios externos, regulación y control de eventos especiales, acabado de interiores y decoraciones, almacenamiento, control de operaciones de emergencia, condiciones que afectan la seguridad de bomberos, medio de egreso y mucho más.

Es un documento que pretende establecer los requerimientos mínimos para lograr un nivel razonable tanto de la seguridad humana como la protección de bienes, tanto en edificaciones nuevas como las ya existentes, y contiene extractos de ocupaciones basados en los requisitos del NFPA 101. Por lo cual, cada sección contiene los requisitos para la ocupación de acabado interior, las características de funcionamiento (tales como las inspecciones, el mobiliario y decoración), huecos, planes de emergencia, equipos de calefacción, y otras disposiciones específicas para las ocupaciones. Esto incluye: Ocupaciones de reunión pública, ocupaciones de enseñanza, guarderías, hospitales, ocupaciones residenciales para asilos y centros de refugio, ocupaciones de cuidado de la salud para pacientes ambulatorios, ocupaciones de detención y correccionales, hoteles y dormitorios, edificio de departamentos, albergues o pensiones, viviendas uni y bifamiliares, ocupaciones mercantiles, ocupaciones de negocios, ocupaciones industriales, ocupaciones para almacenamiento, estructuras especiales y edificios de gran altura, edificios históricos y los centros culturales.

Una de las grandes ventajas del NFPA 1 es que podría hacerse cumplir por diferentes organismos en las diferentes jurisdicciones. Dependiendo de la forma en que el código ha sido adoptado, las responsabilidades de cumplimiento pueden dividirse entre las agencias estatales y locales o entre los diferentes organismos tanto a nivel estatal o local.

Como se puede apreciar el NFPA 1 es una excelente opción de adopción; varios países de América Latina, se encaminan en esa dirección, incluyendo algunos de ellos que cuentan con la experiencia en la aplicación de NFPA 101 y otras normas NFPA.

Cabe recordar que el Anexo C del NFPA 1 edición 2012 es una propuesta o borrador de documento de adopción que puede servir como base o inspiración para la Autoridad Competente. Inicie el proceso de adopción, busque en www.nfpajla.org, en la sección de Códigos & Normas.


Fuente: http://www.nfpajla.org/columnas/perspectiva-regional/443-por-que-adoptar-el-nfpa-1-como-la-base-del-sistema-de-proteccion-contra-incendios-de-un-pais

Contacto
Abrir chat
1
Hola, queremos hacer mucho más ágil tu experiencia en nuestra página web ¿En que podemos ayudarte?